Archivo de la categoría: Recuerdos

Empanadas de queso al horno.

En todos los supermercados de Barcelona venden empanaditas de atún: son tan populares como las de queso en Chile. Personalmente prefiero las de queso, supongo que es porque adoro comer queso, creo que es una de las cosas más ricas que hay. Mis empanadas de queso favoritas son las que se compran camino a La Serena, en la hacienda Huentelauquen; se me hace agua la boca sólo de recordarlas.

La mayoría de las veces las empanaditas de queso son fritas, pero esta vez quise hacerlas un poco más sanas; las cociné en el horno y las hice con harina integral. Me gustó mucho el resultado.

Ingredientes:

  • 3 tazas de harina integral.
  • 1 1/2 cucharadita de sal.
  • 1 1/2 cucharadita de polvos de hornear.
  • 1 taza de leche.
  • 3 cucharadas de mantequilla.
  • Queso tierno o mantecoso.

La preparación de la masa es similar a la que ya les escribí Aquí. En un bol se mezclan la harina, los polvos de hornear y la sal, se reserva. En un lechero se pone a hervir la leche con la mantequilla; una vez que suelta el primer hervor se mezcla con la harina usando una cuchara de madera, después se sigue con las manos hasta formar una masa elástica y blanda.

Se estira la masa, en una superficie enharinada, y se cortan círculos de 10 centímetros de diámetro y se rellenan con el queso cortado en cubitos pequeños. Esta vez lo hice con la ayuda de un molde de empanadas que me trajo mi amiga María desde México. Me lo envió su mamá porque ella le comentó lo que me gustan las empanadas.

SONY DSCSONY DSC

A María la conocí en el VII Fòrum contra les Violències de Gènere. Yo estaba con mi amiga Yazmin; entre mexicanas se reconocieron y yo tuve la suerte de estar ahí. Sí, fue mucha buena suerte 🙂

Y bueno, volviendo a las empanaditas, se calienta el horno a 200°C y cuando ya esté caliente se ponen las empanaditas por alrededor de 30 minutos.

SONY DSC

¡Y a comer! 😀

Anuncios

Queque de Plátano con Nueces.

La primera vez que comí un queque de plátano con nueces fue en una feria que se ponía los Domingos en el centro de Santiago,  en la calle Estado. Esto fue hace varios años y ya no sé si todavía existe esa feria, pero a Eduardo y a mi nos gustaba mucho ir.

El queque que comimos estaba tan bueno que tenía que hacerlo; y por mucho tiempo fue mi favorito a la hora de preparar algún dulce para tomar once.

La receta: 

  • 1 taza de azúcar.
  • 1 1/2 taza de harina.
  • 3 cucharaditas de polvos de hornear.
  • 2 huevos.
  • 1/2 taza de mantequilla.
  • 1 taza de leche.
  • 1 taza de plátano molido.
  • 1 taza de nueces molidas.

La preparación:

Primero se mezcla la mantequilla con la taza de azúcar, cuando se vea como una pasta suave se le agregan poco a poco los huevos, la leche, la harina y los polvos de hornear.

Imagen

Después se le agrega el plátano molido.

Imagen

Finalmente se le agregan las nueces. Todo debe quedar muy bien mezclado.

Imagen

La mezcla de vierte en un molde previamente enmantequillado.

Imagen

Y al horno a 200°C por alrededor de 40 minutos. Recuerden que el horno debe estar caliente por lo que se debe encender al menos 10 minutos antes.

Imagen

Sencillamente delicioso 🙂

Tallarines de espinaca y la bienvenida de una amiga.

El Domingo pasado recibimos la visita de una amiga, Luz, que había estado bastante tiempo fuera de Barcelona. Desde Marzo que no la veíamos así que queríamos prepararle un almuerzo especial. Eduardo quiso hacer un asado y fue a comprar la carne temprano, cuando había sol, pero finalmente la carne se asó bajo un paraguas porque se puso a llover justo cuando Eduardo empezó a prender el carbón. Por suerte, la lluvia no duró mucho e incluso pudimos almorzar en la terraza 🙂

SONY DSC

Además de la carne comimos tallarines de espinaca, totalmente caseros, pebre de quinoa para acompañar como ensalada y bavarois de lúcuma como postre.

La receta de los tallarines de espinaca me la dio mi amiga Susana, ella también comparte mi gusto por la cocina y espero que me siga enviando recetas tan ricas. Susana y yo nos conocemos desde pequeñitas, somos compañeras de colegio de toda la vida y el primer recuerdo que tengo junto a ella es de los ensayos para imitar a Pandora en el colegio 🙂

Eramos muy pequeñas cuando cantamos juntas para la clase, y en ese momento era imposible imaginar la cantidad de recuerdos que construiríamos juntas.

35050_1528905101127_2938153_n

Aquí está ella, con el abrigo blanco, y Paula, otra de mis más queridas amigas, en la celebración de mi matrimonio.

En fin, recuerdos por montones, pero ahora vamos a las recetas 🙂

Tallarines de Espinaca: 

  • 500 gramos de harina.
  • 3 huevos.
  • 300 gramos de espinaca.
  • Aceite.
  • Sal.

Primero se cuece la espinaca con un poco de aceite y sal hasta que reduzca su tamaño a la mitad. Después se muele la espinaca; queda una pasta como la de la fotografía.

SONY DSC

En un recipiente grande se mezclan los huevos batidos, la espinaca molida y la harina cernida. Se amasa, la espinaca bota mucha agua pero no hay que agregar más harina, simplemente amasar hasta que la masa sea manejable y no se pegue en los dedos, yo estuve 45 minutos amasando para obtener el resultado deseado.

Cuando la masa este lista se deja reposar por 30 minutos. Pasado ese tiempo se estira con la ayuda de un uslero sobre una superficie enharinada y se cortan los tallarines.

SONY DSC

Una vez cortados se cuecen en abundante agua caliente.

Pebre de Quinoa:

  • 1/2 taza de quinoa.
  • 1 tomate.
  • 1/2 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • Cilantro.
  • Vinagre.
  • Aceite.
  • Sal.
  • Merkén.

Primero se lava y cuece la quinoa con un poco de agua, la suficiente para dejar toda la quinoa cubierta,  por 10 minutos, luego la colamos y dejamos enfriar. Picamos finamente el tomate, la cebolla, el ajo y el cilantro. Mezclamos todo y aliñamos con una cucharada de aceite, vinagre, una pizca de sal y merkén. Y listo para disfrutar!.

SONY DSC

Además de todo esto, Luz nos preparó unas tortillas de tapioca que estaban muy buenas, a ella le gustan con queso roquefort y creo que así están bastante bien, pero me han encantado con miel de palma. Luz nos contó que en Brasil se comen como desayuno o cena y que se pueden acompañar con casi todo.

Realmente el Domingo fue un buen día, la comida estaba genial y nos alegró mucho ver nuevamente a Luz. Una de las mejores cosas que nos trajo salir salir de Chile fue conocer personas como ella, y a ella en especial porque es una mujer muy valiosa y estoy feliz de que forme parte de los nuevos recuerdos que estamos construyendo; como el de nuestro primer año nuevo en Barcelona 🙂

339924_10150500733889413_578551721_o